No te cambié por otra persona 

Te cambié por tranquilidad, por mis sueños, por muchas sonrisas que se fueron perdiendo en el tiempo, te cambié por mis libros, por mi cuaderno viejo y sin hojas con mis escritos, por las salidas al mar, por mis hobbies … Pero no entiendo porque la molestia si tu solo mirabas simulando atención, te cambié por paz, por tolerancia, porque soy valiente y no me da miedo empezar de nuevo, porque en mi mundo la que toma las desiciones soy yo.

Te cambié por luz, por claridad, te cambié porque me quiero, porque no quiero besos robados, no quiero medios tiempos, ni sonrisas forzadas…

No es otra persona  quien va ocupar tu lugar, soy yo, pero renovada, más radiante, más querida, amada y valorada, más fuerte y sobre todo más feliz…